La contratación de derivados sobre materias primas registró en el primer trimestre del año considerables avances, con una tasa de crecimiento interanual del 52%, según el Banco de Pagos Internacionales (BPI). En su informe trimestral de junio de 2008, publicado hoy, el BPI destacó que con este avance se prolonga la fuerte tendencia alcista iniciada en 2005 en este segmento. En general, "la contratación en los mercados internacionales de derivados se recuperó en el primer trimestre de 2008", hasta un volumen total de negociación expresado en cantidades nocionales de 692 billones de dólares (441 billones de euros), frente a los 539 billones de dólares (343 billones de euros) del trimestre anterior y que supone un ritmo de crecimiento interanual del 30%.
La mayor parte del incremento se observó en los derivados sobre tasas de interés a corto plazo, aunque los contratos sobre tasas de interés a largo plazo y divisas también registraron aumentos, señaló el BPI. Sin embargo, "el volumen de negociación de derivados sobre índices bursátiles mostró un leve descenso, probablemente como reflejo de la debilidad generalizada de los mercados de renta variable durante el primer trimestre". La actividad en el mercado bancario internacional continuó expandiéndose en el cuarto trimestre de 2007, pese a las persistentes tensiones en el mercado interbancario, según el BPI. Añadió que "buena parte de esta expansión obedeció a la concesión de nuevos créditos a las economías emergentes, especialmente en Asia-Pacífico, Africa y Oriente Medio". Además, los países exportadores de petróleo de Oriente Medio depositaron sumas récord en bancos extranjeros, al igual que el sector bancario chino.