La confianza del consumidor de noviembre ha bajado hasta su nivel más bajo en casi cuatro años ya que los consumidores se encuentran preocupados por el empeoramiento de las condiciones económicas, del mercado laboral y de la inflación. El índice de confianza del consumidor ha caido a 39,8 en noviembre, su nivel más bajo desde diciembre de 2003, cuando se situó en 39,2. En octubre el dato se situó en 42,8.