Los consumidores del Reino Unido se mostraron más optimistas sobre la perspectiva de la economía y el mercado laboral en febrero, según refleja el incremento del índice de confianza de Nationwide Building Society, el primero desde octubre. El repunte de la confianza está en línea con el registrado en una encuesta similar llevada a cabo por GfK NOP que fue publicada el viernes, y es la única señal hasta la fecha de que los esfuerzos del Gobierno para estimular la economía y el crédito de los bancos podrían estar dando fruto.  Nationwide informó de que su índice de confianza de los consumidores ascendió a 43 en febrero frente a 41 en enero a pesar de la oleada de despidos y de cifras que muestran que la economía sigue en una profunda recesión.