El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, afirmó hoy que la posible fusión de Caja Madrid con otras entidades bancarias debe basarse en motivaciones "estrictamente económicas" y de solvencia, y no políticas. Durante la presentación de las futuras obras del Plan Prisma para el centro histórico de Navalcarnero, Granados indicó que es "evidente" que el sector financiero "se encuentra en un momento muy delicado".