La Comisión de Valores de EEUU (SEC por sus siglas en inglés) acusa a Goldman Sachs y a uno de sus vicepresidentes de un presunto fraude relacionado con instrumentos de deuda vinculados a hipotecas 'subprime', según informó el regulador bursátil de EEUU, lo que hunde casi un 10% la cotización de las acciones del coloso de Wall Street.