La compañía China National Petroleum Corp (CNPC) ha expresado su interés por los activos de Repsol YPF en Latinoamérica, después de que ya intentara en 2007 un acuerdo con la petrolera hispano-argentina, según publica este lunes la prensa local. El interés de CNPC en los activos latinoamericanos que la petrolera Repsol YPF podría poner en venta, valorados en 10.000 millones de dólares, está en consonancia con el apetito energético del gigante asiático.
Todo dependerá, añadió, de lo que Repsol YPF venda, "aunque parece que se trata de refinerías y activos "upstream'". CNPC y su subsidiaria PetroChina operan la empresa conjunta CNPC Exploration, centrada en adquisiciones en el exterior, si bien la primera realiza adquisiciones de forma individual. "No puedo comentar si ha habido o no contactos iniciales sobre este asunto", señaló por su parte al rotativo hongkonés Mao Zefen, portavoz de PetroChina. Repsol abandonó una venta mayor el año pasado que incluía activos por unos 20 mil millones de dólares. En esta ocasión CNPC Exploration intentó hasta dos veces, una de forma individual y otra con dos fondos de cobertura sellar una venta. Algunos analistas ya apuntan a que PetroChina podría verse desbordada con una cartera de activos superior a la que actualmente gestiona, ya que es una firma rentable y que está en pleno crecimiento. "Las adquisiciones de corporaciones chinas en el extranjero serán cada vez más frecuentes y las compañías de recursos naturales estarán particularmente activas en la búsqueda de recursos necesarios para generar la energía del próximo estadio de desarrollo", vaticinó por su parte Jing Ulrich, directivo de JP Morgan.