La Comisión Europea redujo hoy en dos décimas, desde el -0,8% hasta el -0,6%, la previsión de caída del Producto Interior Bruto para España en 2010, una contracción que sigue siendo superior a la previsión del Gobierno, que sitúa el porcentaje para este ejercicio en el -0,3%.