La Comisión Europea sancionó durante 2008 a 34 empresas europeas por pactar precios, en siete casos de cárteles que se tradujeron en multas por valor de 2.271 millones de euros, según el informe anual sobre la política de competencia comunitaria publicado hoy.    De acuerdo a los datos del Ejecutivo comunitario, estas prácticas ilegales causaron un perjuicio económico de al menos 7.600 millones de euros de media cada año a los consumidores europeos.