La Comisión Europea anunció hoy que investigará el sistema de financiación a partir de 2010 de la televisión pública francesa (France Télévisions) porque tiene dudas de que sea compatible con las normas comunitarias sobre ayudas de Estado. Al mismo tiempo, el Ejecutivo comunitario autorizó una subvención de 450 millones de euros en 2009 para France Télévisions.