Después de trascender que iba a ser rescatada, la caja de ahorros británica West Bromwich, la octava mayor del país, ha llegado a un acuerdo de última hora para asegurar su financiación, informó hoy la BBC. La cadena pública, cuyo especialista en Negocios, Robert Peston, dio el jueves la noticia de que la entidad iba a recibir ayuda del Estado, revela hoy que ésta ha trazado un plan con sus acreedores para evitar ser rescatada, que conlleva la conversión en capital de 182,5 millones de libras (214 millones de euros) de deuda. Los expertos creen que este arreglo permitirá a la caja, que ha anunciado unas pérdidas anuales brutas de 48,8 millones de libras (57,2 millones de euros), mantener su independencia del Estado y plantearse una fusión.