El Ibex 35 ha comenzado la sesión con caídas del 0,45% hasta los 14.834 puntos, arrastrado por los recortes que protagonizó el martes Wall Street, que fueron los más severos de los últimos cuatro meses por el temor de que la crisis inmobiliaria se contagie a otros sectores y por unos resultados empresariales menores a los esperados por el consenso de los analistas.