La bolsa de Tokio ha cerrado a la baja de 1,71% debido a las pérdidas registradas el viernes en Wall Street y ante el temor de que las presiones inflacionistas en Estados Unidos influyan en las decisiones de bajar las tasas de interés. El índice Nikkei 225, la media no ponderada de los 225 principales valores, ha perdido 264,72 puntos (-1,71%) para cerrar a 15.249 puntos. El índice ampliado Topix también ha bajado 28,55 puntos (-1,90%) para situarse en 1.472 puntos. Las tensiones inflacionistas se reforzaron en noviembre en Estados Unidos bajo el efecto del aumento del precio del petróleo, aumentando así el dilema de la Reserva Federal estadounidense (Fed), que debe hacer frente a una ralentización económica y a la crisis de los préstamos hipotecarios de riesgo (subprimes).