El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ha cerrado con un descenso del 1,1 por ciento afectado por el descenso de las empresas tecnológicas como Shin-Etsu Chemical, lastradas por los resultados del gigante Intel. Los títulos de Tokyo Electric Power (TEPCO) han bajado un cuatro por ciento después de decir que había encontrado unos 50 problemas en su planta nuclear Kashiwazaki-Kariwa, después del fuerte terremoto que afectó a la zona el lunes. El índice Nikkei ha bajado un 1,1 por ciento, hasta los 18.015,58 y el más amplio TOPIX ha cedido un 1,1 por ciento a 1.758.