La entidades elevaron en octubre la remuneración que ofrecen de media a los nuevos depósitos hasta el 2,19% tras dos meses consecutivos de descensos, y rebajó el tipo de los nuevos préstamos para vivienda hasta el 2,78% y para consumo al 10,21%. A pesar de que el tipo medio ponderado aplicado a la captación de pasivo se ha recuperado, continúa siendo el más bajo del año por detrás de septiembre, cuando las entidades situaron los tipos en el 2,13%.