Saquen los pañuelos porque este Día de Todos los Santos podría acabar en un mar de lágrimas de seguir a este ritmo. Las pérdidas se acumulan en Europa de la mano del sector financiero que ha visto en menos de una semana cómo sus acciones se revalorizaban al calor de una decisión europea, sueño que duró tan sólo tres días porque Papandreu se ha encargado de dar al traste con su esperanza.

Cualquiera que esté observando el Eurostoxx 50 por dentro podría salir mareado del ritmo al que se mueven las cotizaciones y no precisamente en tono positivo. El principal indicador europeo se acerca a recortes del 4% y donde los bancos se llevan la peor parte. ING Group es el farolillo rojo dentro del selectivo con un desplome superior al 12%, seguido de Société Générale, un 11,9% abajo, Intesa y BNP Paribas pierden otro 9%; mientras que el foco hoy reside sobre la banca germana en la que Deutsche Bank recorta un 6,7%.

En nuestro selectivo pintan también bastos para el sector financiero. En términos generales, el Ibex 35 se deja casi un 4% y se juega en estos momentos los 8.600 puntos. Se olvidaron las esperanzas, al menos de momento, de llegar a los 7 euros, puesto que el Banco Santander ha perdido el nivel de los 6 euros con un caída del 4,6%. Sus títulos se compran en los 5,89 euros.

GRÁFICO IBEX 35 (Cumbre europea, 26 octubre/ 1 noviembre)


BBVA, por su parte, no sólo encabeza las pérdidas del Ibex 35, sino que, además, recoge unas pérdidas del 6,20% que colocan a la entidad en los 6,15 euros y cuidado con perder el soporte de los 6. Bankinter sale hoy especialmente perjudicado también con recortes del 6% y el Popular pierde otro 5%.

GRÁFICO SANTANDER y BBVA (Cumbre europea, 26 octubre/ 1 noviembre)











El euro, por su parte, ha retrocedido en las últimas tres jornadas casi todo lo recuperado en más de dos semanas. Se coloca en el 1,37 con un recorte del 3% debido a los problemas de deuda periférica europea.