El director general de La Caixa, Juan María Nin, explicó hoy que la nueva regulación internacional del sistema financiero obligará a las entidades a disponer de 48.000 millones de capital y 300.000 millones de euros de liquidez adicionales para cumplir la normativa. "Doblar las exigencias de capital y entre un 35% y un 40% la liquidez puede dificultar el crédito a las familias y a las empresas, y provocar que el crédito al sector público y a las grandes corporaciones se vuelva más atractivo y cambiar la naturaleza del sistema financiero español", advirtió Nin durante su intervención en el XII Encuentro Financiero organizado por Deloitte, ABC y Sociedad de Tasación.