Las entidades financieras captaron 41.425 millones de euros en nuevos depósitos en febrero, un 2,29% menos respecto al mismo mes de 2009, lo que supone casi 1.000 millones de euros menos que hace un año, según los últimos datos publicados en el Banco de España recogidos por Europa Press. Los bajos tipos de interés continúan restando atractivo a este tipo de productos para los hogares, a lo que se une la inestabilidad de la economía y el empleo, que lleva a las familias a tener un mayor ahorro disponible. De hecho, las cuentas a la vista tenían en febrero un saldo de 310.505 millones de euros, un 14,8% más que hace un año. Por el contrario, los nuevos depósitos captados por la banca procedentes de las empresas crecieron un 6,20% en febrero, lo que supone un incremento de más de 2.000 millones de euros respecto al mismo mes de 2009