Telecinco, la cadena líder de las audicencias televisivas en España en los últimos cinco años, sufrió un fuerte revés en febrero al caer su cuota de pantalla a un mínimo histórico. Según datos publicados el lunes por la consultora Barlovento, la cuota de pantalla de Telecinco bajó siete décimas al 14,9 por ciento, igualando el mínimo histórico registrado durante los Juegos Olímpicos en agosto de 2008. La semana pasada, los directivos de Telecinco dijeron durante la presentación de los resultados de 2008 que la cadena lucharía por recuperar el liderazgo de la audiencia aunque no fijaron un objetivo concreto. En el primer puesto volvió a instalarse en febrero por tercer mes consecutivo la cadena pública "La 1", aunque su cuota de pantalla bajó tres décimas al 17,3 por ciento.