Con cierta apatía y sin ganas de arriesgar. El Ibex 35 se aleja cada vez más de los 14.300 puntos y cierra en los 14.239,80 puntos, registrando el peor comportamiento de entre las principales plazas europeas, en una jornada marcada de nuevo por el escaso volumen de negocio y la poca voluntad de los inversores por aprovechar los bajos precios de algunas compañías cotizadas. Telefónica es el único blue chip que aguanta el chaparrón, pero es incapaz de mantener en positivo al selectivo, que pierde un 0,21%. Ferrovial vuelve a encabezar, por segundo día consecutivo los avances del Ibex frente a Indra que se sitúa como farolillo rojo. En Europa, las órdenes compradoras han sido protagonistas, especialmente en París, donde el Cac40 ha registrado el mejor comportamiento al sumar un 0,36&, mientras el barril de crudo Brent cotiza por debajo de los 70 dólares.
El volumen es escaso y las pocas órdenes de compra y venta impulsan o lastran con brusquedad a las cotizadas. El bálsamo de la FED, que ha vuelto a inyectar liquidez en el sistema para salvar la crisis de crédito, ya no tiene el efecto de días pasados, y las palabras del secretario del tesoro en EEUU, Henry Paulson, recordando que la economía mundial está fuerte y los mercados retomarán la normalidad, pasan desapercibidas a uno y otro lado del Atlántico. En Europa, el FTSE100 avanza un 0,12% hasta los 6.086 puntos, el Dax recupera un 0,23% hasta los 7.424 puntos, mientras que en París, el Cac 40 ha sumado un 0,36% hasta los 5.418 puntos. Gráfico Ibex 35