El impacto de la crisis financiera y económica internacional en la energía supondrá una reducción de hasta un 3% de las emisiones de gases causantes del efecto invernadero este año, según la Agencia Internacional de Energía (AIE) en Bangkok. La AIE ha precisado que se trata del recorte "más pronunciado en los últimos 40 años" y conseguirá que el volumen de emisiones en 2020 sea un 5 por ciento más bajo de lo que la agencia multilateral calculó hace doce meses.