En su opinión, en condiciones similares a las actuales, con crecimientos de la economía y el empleo positivos, aumentos del precio de la vivienda cada vez más próximos a las tasas de inflación y una evolución de los tipos de interés que, cuando menos, será más estable que la de los dos últimos años, "cabe esperar una desaceleración del mercado constante, pero moderada".La incertidumbre originada por la crisis de las hipotecas de alto riesgo o "subprime" en Estados Unidos ha afectado al comportamiento del mercado de capitales y a las decisiones de inversión y "parece haber tenido una traslación directa sobre la demanda de vivienda y ha pospuesto numerosas decisiones de adquisición", apunta.Según la AHE, esta conducta se ha visto reforzada por las "abundantes y no siempre realistas proposiciones o medidas surgidas desde todo el arco político nacional, como consecuencia del inmediato proceso electoral".No prevé un descenso bruco de la producción residencial
La asociación considera que aún existe un segmento de demanda potencial y, por tanto, no se prevé una caída brusca de la producción residencial. Por eso, es improbable que en 2008 se den crecimientos negativos del saldo, "aunque en términos de nueva contratación se continuarán registrando las tasas negativas de crecimiento observadas a partir del tercer trimestre de 2007, debido a una menor demanda y al proceso de ajuste de la oferta".Por otra parte, la AHE estima que es previsible que en 2008 la ratio de dudosidad en el crédito para la adquisición de vivienda siga con la tendencia al alza moderada iniciada durante el tercer trimestre de 2006.Añade que en el comportamiento de la dudosidad inciden tanto la evolución del índice de referencia usado para revisar la cuota de amortización, como las condiciones en las que se ha contratado éste (importe y plazo).Previsión para el EuriborEn 2008, los valores medios de referentes hipotecarios como el Euribor serán "sensiblemente iguales o ligeramente inferiores a los de 2007", por lo que los impactos sobre el porcentaje de dudosidad que se materializarán a lo largo del año, "aun siendo positivos, cada vez serán menores si se mantiene un escenario económico similar al actual".La AHE insiste en que los niveles de dudosidad del mercado hipotecario residencial español se mantienen bajos en relación con los del resto de países de la OCDE de los que se disponen datos y son "muy inferiores a los registrados en España durante la década de los noventa".Los préstamos hipotecarios para primer acceso a la vivienda en propiedad formalizados después de 2001 seguirán siendo los que mayores incrementos experimenten en sus cuotas mensuales.Junto a las previsiones para 2008, la asociación hizo públicos los datos del mercado hipotecario hasta final de octubre, en los que se muestra que el negocio sigue mostrando un "comportamiento definitivamente expansivo", aunque muy inferior al de 2006.Extrapolando las cifras al resto del año, 2007 cerrará con un crecimiento neto del saldo gestionado de algo más de 137.000 millones de euros, lo que supone una tasa interanual del 15%, frente al 23,27% de 2006, año en el que el saldo aumentó en 172.000 millones de euros.