Kimberly-Clark reducirá en 1.600 su fuerza de trabajo asalariada a nivel mundial, como parte de las medidas para reducir costos anunciadas en abril.  La compañía tiene 53.000 empleados.  La fabricante de los pañales Huggies, toallas de papel Scott y pañuelos de papel Kleenex informó el jueves que los despidos serán finalizados para el fin de año, en un esfuerzo por recortar los costos anuales en 150 millones de dólares.