El fabricante surcoreano de automóviles Kia Motors, propiedad del consorcio Hyundai, registró un beneficio neto de 401.957 millones de wones (225,2 millones de euros al cambio actual) durante el tercer trimestre del año, lo que supone volver a los 'números negros', frente a las pérdidas de 22.097 millones de wones (12 millones de euros) contabilizadas en el mismo periodo de 2008, informó hoy la empresa.