La Justicia francesa limitó hoy los derechos de voto del presidente de la inmobiliaria francesa Gecina, Joaquín Rivero, y de su socio Juan Bautista Soler en la próxima junta general de accionistas de la firma, a petición de los accionistas minoritarios, según confirmaron fuentes de la empresa. El voto de Rivero y Soler, según el dictamen del Tribunal de Comercio de París, estará limitado al 20 por ciento, aunque entre ambos detenten cerca del 32% del capital de la empresa.