J.C. Penney  registró un beneficio de 25 millones de dólares u 11 centavos por acción durante el primer trimestre del año fiscal. Esta cifra supone una caída del 79% respecto a los 120 millones de dólares que ganó un año antes.  El resultado trimestral de este año fue afectado por gastos relacionados con pensiones por un total de 114 millones y por la debilidad en las ventas.
Por otra parte, JC Penney  espera espera que su resultado neto trimestral y del año fiscal en curso caíga. 

La empresa minorista, que opera tiendas por departamentos, registró unos ingresos de 3.880 millones de dólares, lo que supone una caída del 5,9%. 

Las ventas en tiendas comparables cayeron un 7,5% en el período.  El margen bruto ascendió del 40% al 40,5%.

Para el segundo trimestre fiscal, la compañía prevé una pérdida por acción de entre 15 y 25 centavos, mientras que para todo el año fiscal anticipa un beneficio de entre 50 y 65 centavos.