Japón registró un superávit comercial de 185.700 millones de yenes (1.380 millones de euros), en agosto, por séptimo mes consecutivo, a pesar de que las exportaciones bajaron el 36% en relacion con julio. El Ministerio japonés de Finanzas informó hoy de que la balanza comercial se mantuvo positiva en agosto gracias al fuerte retroceso de las importaciones, que cayeron un 41,3% frente al mismo mes de 2008, en un entorno marcado por el descenso de los precios del petróleo. En agosto de 2008 Japón había registrado un déficit en el comercio de bienes y servicios de 314.200 millones de yenes (2.335 millones de euros).