El Parlamento japonés aprobó hoy el presupuesto para el año fiscal 2009 por valor de 88,5 billones de yenes (902.249 millones de dólares), una cantidad récord que finalmente consiguió salir adelante tras ser rechazada en el Senado. Las cuentas del Estado, que incluyen un fondo de un billón de yenes (10.177 millones de dólares) para situaciones de emergencia frente a la crisis, salieron adelante cuatro días antes de que comience el nuevo año fiscal. La aprobación del presupuesto ha tenido que esperar un mes para salir adelante, al no contar con el apoyo de la oposición, que rechazó hoy de nuevo las cuentas en el Senado, donde tiene mayoría.