Italia ha colocado 7.017 millones de euros en distintas emisiones de deuda con vencimientos que oscilaban entre los tres y los diez años, y lo ha hecho bajando la rentabilidad ofrecida a los commpradores.

En el caso de los bonos a diez años, el Tesoro italiano ha ofrecido un rendimiento del 6,98%, por debajo del 7,56% abonado en la subasta del pasado mes de noviembre, aunque no demasiado lejos del umbral del 7%, considerado por varios analistas como insostenible a largo plazo.

Por otro lado, en la subasta de bonos a tres años el Tesoro italiano ofreció una rentabilidad del 5,62%, frente a los intereses récord del 7,89% abonados a finales de noviembre.

Italia colocó ayer 10.732 millones de euros en deuda con vencimiento a seis y veinticuatro meses en sendas operaciones en las que rebajó un 50% y un 38%, respectivamente, los intereses abonados, ante el incremento de la demanda en ambas subastas.