Europa, si lo llega a saber, este lunes ni se levanta. Grecia podría compartir protagonismo con Italia en las portadas de los principales rotativos económicos: la OCDE habla de un crecimiento 'lento' y de la necesidad de llevar a cabo 'reformas estructurales'.


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se ha decidido a recomendar al país de Silvio Berlusconi 'reformas económicas estructurales' destinadas a garantizar el equilibrio de sus cuentas públicas para apuntalar su recuperación frente a la crisis económica.  

En un estudio sobre Italia presentado hoy en la ciudad italiana de Milán, la OCDE reconoce además el modo "apropiado" en el que el Ejecutivo italiano ha llevado a cabo el saneamiento de las finanzas públicas. Según la OCDE, "la economía  ha comenzado a recuperarse tras haber conocido su peor recesión desde el final de la guerra como consecuencia de la crisis mundial. Sin embargo, las primeras indicaciones de las que disponemos tienden a mostrar que el crecimiento podría seguir siendo lento, como ha sido el caso desde hace un cierto número de años".

En concreto, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico se refiere a 'actuaciones anteriores' que califica de 'mediocres' y que estuvieron caracterizadas por 'un pobre crecimiento de la productividad, ponen de relieve la utilidad de aplicar reformas estructurales que reafirmen el crecimiento'.

La OCDE, que prevé un crecimiento del 1,2 % en 2011 y del 1,6 % en 2012 para el PIB italiano, advierte de que otro "desafío urgente" que Italia tiene por delante es el de "seguir mejorando la viabilidad" de las finanzas del Estado, teniendo en cuenta el volumen de su deuda pública, que en enero pasado marcó un récord de casi 1,88 billones de euros.