Islandia ha recibido un préstamo de 300 millones de euros (unos 430 millones de dólares) de cuatro países nórdicos, lo que constituye la primera partida de un préstamo cuyo objetivo es ayudar al país a salir de la grave crisis económica que atraviesa, anunció el Banco Central islandés. "La primera partida de un préstamos de los países nórdicos (Dinamarca, Suecia, Finlandia y Noruega) fue girada hoy a Islandia", indicó el Banco Central en un comunicado. Los cuatro países habían firmado en julio una serie de acuerdos que le abrían el acceso a Islandia a un crédito por un total de 1.780 millones de euros (unos 2.545 millones de dólares) y que estipulaba que los diferentes giros se harían en función de los progresos económicos de ese país.