Los economistas esperan que los precios al consumo anuales en Francia muestren una desaceleración en agosto, en línea con el descenso de los costes energéticos. La cifra revisada del Producto Interior Bruto del segundo trimestre en Italia confirmará la contracción trimestral del dato preliminar, que probablemente se debió a un descenso del consumo privado y las inversiones, según Citigroup Inc. También se espera mayor debilidad de la producción industrial de la eurozona en julio, mientras que el IPC en España debería mostrar un menor incremento interanual en agosto.