Los posibles compradores del Northern Rock presionan al Gobierno británico para que les exima del pago de 2.000 millones de libras (2.800 millones de euros) del total de intereses adeudados al Banco de Inglaterra por su reciente rescate. Según un memorándum confidencial sobre el proyecto de venta del Northern Rock al que ha tenido acceso el diario "Financial Times", el quinto banco hipotecario británico hasta la crisis de septiembre calcula que su deuda con el banco emisor alcanzará los 24.000 millones de libras (34.000 millones de euros) a final de año. Hasta ahora, se cree que la entidad británica ha tomado prestado unos 20.000 millones de libras (28.000 millones de euros) gracias al crédito de emergencia ilimitado con un tipo de interés penalizado que el Banco de Inglaterra le concedió para salvarlo de la bancarrota.