Intel, el mayor fabricante de microprocesadores del mundo, gano en el primer trimestre 1.443 millones de dólares, un 12 por ciento menos que en el mismo periodo de 2007, donde el beneficio neto fue de 1.636 millones de dólares. La ganancia neta por acción fue de 25 centavos, un 11 por ciento menos que el primer trimestre del año pasado, cuando el beneficio neto por título fue de 28 centavos. Los resultados de Intel, que sirven de termómetro de la futura demanda de ordenadores, se sitúan en línea con lo que esperaban los analistas, que calculaban una ganancia por acción de 25 centavos. El beneficio operativo de Intel fue de 2.062 millones de dólares, un 23 por ciento más que en el primer trimestre de 2007, en que la ganancia operativa fue de 1.675 millones de dólares.