Ingersoll-Rand registró el cuarto trimestre una ganancia de 139,4 millones de dólares, ó 42 centavos por acción, con lo que revirtió la pérdida de 3.290 millones de dólares, ó 10,27 dólares por acción, del mismo período del año anterior. La compañía atribuyó el resultado a grandes rebajas contables en el cuarto trimestre del 2008 en la división de equipos y sistemas de calefacción y aire acondicionado de la compañía, Trane. Si se excluyen esas partidas, la ganancia por operaciones continuas descendió de 53 a 48 centavos por acción.