El grupo de material óptico Indo logró en el primer trimestre del año un beneficio neto consolidado de 46.000 euros, lo que supone un descenso del 91% respecto al mismo período del ejercicio anterior, que se atribuye a las vacaciones de Semana Santa y a la caída del consumo en los mercados europeos. La cifra de ventas consolidadas hasta marzo disminuyó un 14% y se situó en 33 millones, según ha informado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El grupo, con sede en Sant Cugat del Valles (Barcelona), cerró el año pasado con unas pérdidas de 11,1 millones, que atribuyó al impacto de su programa de reestructuración.