Ikea tiene previsto invertir 2.000 millones de euros y crear 20.000 puestos de trabajo en España durante los próximos seis años con la apertura de doce nuevos establecimientos, nueve de ellos dentro de un complejo comercial propio, informó la compañía de muebles y decoración. Con este plan de expansión, que supone la apertura de una media de dos tiendas al año hasta 2015, la multinacional sueca duplicará su red en el mercado español, donde actualmente tiene once puntos de venta.