Iberpapel obtuvo el año pasado un beneficio neto de 7,03 millones de euros, un 5,9% menos que hace un año, debido, principalmente, a las significativas caídas de la demanda y de los precios de los productos papeleros, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El resultado bruto de explotación (Ebitda) mejoró el 26% y se situó en 21,94 millones de euros.