De nuevo, destino cancelado. La vuelta a los beneficios a la que pretendía viajar Iberia vuelve a ser retrasada. Aunque parece que esta vez la espera se hará algo más corta. Y es que pese a tener aún en sus cuentas números rojos, la aerolínea ha reducido sus pérdidas en un 44% durante el primer trimestre del año fruto de la reducción de costes -y el descenso del precio del crudo- así como a la lenta pero progresiva recuperación del tráfico de pasajeros. Eso sí, en estos resultados aún no se verán reflejado el impacto de la nube volcánica como tampoco verá dividendos -al menos hasta 2012-. No obstante, si su empeño es viajar con Iberia, "hágalo pero siempre con la prudencia de la mano", le recomendarán los expertos.
 Aún sin beneficios pero Iberia hace cada vez más pequeñas sus pérdidas. La compañía redujo sus pérdidas un 44% en el primer trimestre del año, hasta 52 millones de euros, frente a los 92,6 millones de euros contabilizados un año antes. Mientras, el beneficio de explotación antes de impuestos, intereses, amortizaciones y alquileres de flota (Ebitda) se situó en 47,2 millones de euros, frente a un resultado negativo de 7,2 millones de euros registrado en el mismo periodo del año anterior.

Y es que ya lo aseguraban los expertos: aún es pronto para que Iberia vuelva a los beneficios, pero al menos los pasos van dirigidos a ello puesto que las pérdidas se han visto aminoradas durante este primer trimestre del año. "Hay que recordar que la aerolínea perdió el año pasado 273 millones de euros ante la crisis mundial tras haber obtenido beneficios durante más de 10 años consecutivos", explica Soledad Pellón, analista de IG Markets, quien señala a su vez que las cifras publicadas por la compañía se han situado en línea con lo que esperaba el mercado. Iberia se encuentra en una carrera por regresar a los beneficios pero ¿cómo está consiguiendo reducir los números rojos que hasta ahora predominan? Covadonga Fernández, analista de Selfbank, afirma que "todos los esfuerzos se encaminan a reducir los costes y, sobre todo, Iberia tiene la mayor parte del combustible cubierto, lo cual es positivo teniendo en cuenta que éste representa el principal gasto de las aerolíneas". Y esta es precisamente una de las razones por las que desde Renta 4 se muestran positivos con el valor desde donde además reconocen que "se preveían unas cuentas menos negativas gracias al mejor comportamiento de la demanda y a la menor caída de los precios".

Pero la recién casada con British Airways sigue cosechando buenos consejos. Antes de que Iberia diera a conocer sus resultados entre enero y marzo, Deutsche Bank anunciaba que se hacía con un paquete de 394.177 acciones de la compañía que, al precio de cierre de la pasada sesión, equivaldrían a más de 900.000 euros. Una operación que le otorga al banco poseer una participación del 5,027% del capital de Iberia, frente al 4,98% que mantenía hasta la fecha. Pero sobre la compañía también se han pronunciado desde Banco Sabadell cuyos analistas han reiterado su consejo de compra con un aumento del precio objetivo hasta los 3,05 euros. En un informe remitido por la entidad detallan que "ante las mejores perspectivas y una mejor evolución fundamentalmente en ingresos, revisamos las estimaciones operativas al alza". Al mismo tiempo consideran que hay otras razones que les llevan a mejorar sus expectativas. En primer lugar, la salida a Bolsa de Amadeus aporta más visibilidad a la participación de Iberia en el capital de ésta (11,6%) y, por otro lado, las positivas sinergias derivadas de la posible aprobación de la acuerdos con American Airlines y British Arways".

¿Perspectivas de mejora en el sector aéreo?


"Han mejorado las perspectivas del sector aéreo, en el sentido de que las compañías han flexibilizado las flotas de aviones para adaptarse a las condiciones del mercado de caída de demanda, así como se han visto los primeros frutos en este primer trimestre con cierta mejora en las cifras de tráfico". Así lo reconoce José Lizán, analista de Nordkapp quien considera que aún así "hay que comprobar si es una salida en falso, o de verdad empezamos a ver la recuperación en el sector, que va a ir ligado a la evolución del PIB de los principales economías de la OCDE, de las cuales hay dudas aunque sí que existe una mejora considerable". Y es por este motivo por el que este experto considera que "hay mejores opciones a jugar en el sector que Iberia".

La nube volcánica impactará de lleno en los resultados del sector


Poco se sabe con cifras exactas las consecuencias que la nube de cenizas que arroja el volván islandés está produciendo en las compañías aéreas, pero de que será grave, lo será. Por el momento, Iberia cifra en 17 millones de euros el impacto de la nube de cenizas en sus resultados operativos por la cancelación de vuelos, pérdida de reservas y diversas actuaciones para hacer frente a la 'crisis volcánica' que obligó a la aerolínea a cancelar más de 600 vuelos entre el 15 y el 21 de abril, cerca de 1.000 si se incluye a su filial Air Nostrum.

Ya desde hace semanas el director general de la IATA -que engloba a 230 aerolíneas de todo el mundo-, Giovanni Bisignani, advirtió de que el impacto puede ser mayor que el del 11-S. Y es que las pérdidas para las empresas superaban entonces cerca de los 250 millones de euros al día y ahora la cifra puede verse fuertemente superada. Un escenario de caos en los cielos y que no parece tener pronta solución. Es por ello que la mayoría de los expertos no se atreve a cifrar las pérdidas millonarias que el sector está sufriendo y que si bien no se ven reflejadas en las cuentas del primer trimestre, sí que comenzarán a ver la luz en los próximos meses. El castigo en bolsa no se hizo esperar y las aerolíneas han visto castigados sus títulos durante sesiones seguidas pero que bien "pueden ser aprovechadas por los inversores para tomar posiciones" en Iberia, como reconocen desde Renta 4.