La compañía eléctrica Iberdrola informó el miércoles que ha firmado 11.000 nuevos contratos en los últimos meses para abastecer electricidad a grandes clientes en el mercado libre. La compañía suministrará a los clientes más de 16.000 gigavatios por hora, según indicó en un comunicado. De esa cantidad, 4.000 gigavatios irán a parar a 22 clientes con tarifa interrumpible. Iberdrola explicó que los contratos fueron firmados antes de la entrada en vigor del nuevo sistema de tarificación el 1 de julio, en el marco de la desregulación del mercado energético promovida por la Comisión Europea. La tarifa de alta tensión y la tarifa eléctrica nocturna se suprimirán con motivo de los cambios regulatorios. Estas variaciones se traducirán en un incremento medio de entre el 5% y el 6% en los precios de la electricidad, de acuerdo con las informaciones aparecidas en la prensa la semana pasada. Los hogares con un consumo eléctrico muy bajo están exentos de este aumento y se beneficiarán de un recorte de las tarifas del 10%.