El grupo de aerolíneas International Airlines Group (IAG) -al que pertenecen Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus- consiguió un beneficio neto de 2.514 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un incremento del 57,4% respecto al mismo periodo de 2017.

Los ingresos totales del grupo de aerolíneas crecieron un 5,1%, hasta los 18.346 millones, y los de pasaje aumentaron un 5,3%, hasta los 16.326 millones, según los resultados remitidos por IAG  a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El beneficio de las operaciones antes de partidas excepcionales fue de 2.575 millones, un 7,3% más que en los nueve primeros meses del año anterior, mientras que el beneficio de las operaciones después de las partidas excepcionales fue de 3.159 millones, con lo que mejoró en un 48,4% interanual.

El precio del petróleo -barril de crudo Brent- comenzó el año en 66,55 euros y al cierre de la última jornada de septiembre se pagaba a 82,72 euros; una subida del 23,7% que IAG vio compensada por las coberturas y la depreciación del dólar frente al euro y la libra.

Las Aerolineas suelen ser las compañías más afectadas por el encarecimiento del crudo, y en el caso de IAG los gastos de combustible aumentaron un 13,5% entre enero y septiembre, hasta 3.934 millones de euros.

Los resultados de IAG también se vieron afectados por los tipos de cambio que se emplean para convertir los resultados financieros de British Airways  -con sede en Reino Unido- y Avios.

En concreto, el impacto neto de la conversión de monedas sobre el beneficio de las operaciones fue desfavorable en 20 millones, con un descenso de los ingresos de 185 millones y una disminución de los costes de 165 millones en estos primeros nueve meses.

Por otro lado, se incrementaron los gastos de personal en un 0,8% antes de partidas excepcionales, a la vez que se ha incrementado e un 0,9% el número medio de empleados.

Los gastos de “handling”, “catering” y otros de explotación subieron un 5,4%, consecuencia del aumento de los pasajeros transportados y las indemnizaciones a clientes en relación con las huelgas de controladores aéreos.

La deuda neta ajustada de IAG se incrementó en 292 millones de euros, hasta los 7.475 millones, y el ratio de deuda neta ajustada se mantuvo en 1,4 veces.

IAG pagará dividendo a cargo de los resultados

Consejo de Administración ha aprobado la distribución de un dividendo de 0,145 euros por acción.

La compañía indicó, en un comunicado, que el pago en efectivo del importe bruto del dividendo se hará a cuenta de los resultados del ejercicio 2018. Tras una retención fiscal del 19 % supondrá un importe neto por acción de 0,11745 euros, se efectuará a partir del 3 de diciembre a través del Banco Santander, indicó IAG en una nota firmada por su director financiero, Enrique Dupuy de Lôme.

La compañía tiene previsto presentar mañana sus resultados económicos correspondientes al tercer trimestre del año.

En agosto, IAG informó de que en el primer semestre de 2018 tuvo un beneficio de 1.408,4 millones de euros, más del doble que en el mismo periodo de 2017.

EFE