El fabricante japonés de automóviles Honda ha puesto en marcha una campaña de revisión en todo el mundo que afectará a 437.763 vehículos por un problema con el airbag del conductor de determinados modelos fabricados entre 2001 y 2002, informó hoy la compañía en un comunicado. La firma señaló que esta llamada a revisión se produce después de diferentes notificaciones de fallos registradas en Norteamérica y en Japón, aunque la campaña se extenderá en otros países y regiones afectados.