La junta de accionistas de Grifols ha aprobado el pago de un dividendo de 0,06 euros brutos por acción con cargo a 2006 y que se hará efectivo el 2 de julio. La compañía explica que el payout ( porcentaje de los beneficios destinado a retribuir a los accionistas) alcanza el 28,2 por ciento, un 8,7 por ciento por encima del pagado históricamente por la compañía. Grifols atribuye esta mejora a los resultados obtenidos, que también permitirán financiar el plan de negocio previsto y abordar las oportunidades de inversión que pudieran surgir, en línea con la estrategia planteada por el grupo en su expansión internacional.