Grifols invertirá 210 millones de euros en Estados Unidos hasta 2012, informó la empresa de hemoderivados tras una visita a sus instalaciones de Los Ángeles del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián.
La multinacional española registra el 36% de su facturación en el país norteamericano, donde está presente desde 1990, cuenta con una cuota de mercado del 10% y da empleo a más de 3.000 personas.

En 2008, la facturación de Grifols en Estados Unidos alcanzó los 290,7 millones, y en los seis primeros meses de 2009, las ventas en este país aumentaron un 17% hasta 161,4 millones.

De los 210 millones de inversión previstos para el periodo 2008-2012, la compañía estima que las instalaciones de Los Ángeles recibirán en total 100 millones. Se destinarán a concluir la nueva planta de purificación de IVIG (Flebogamma DIF) gemela de la de Barcelona, a las instalaciones de dosificación estéril de hemoderivados y a la apertura de nuevos centros de obtención de plasma.

Además, la ciudad de San Marcos (Texas) también se beneficiará del plan de expansión diseñado por el grupo ya que, además de acoger su segundo laboratorio para analizar muestras de plasma, la compañía construirá una nueva planta para la producción de hemoderivados y un almacén.

La nueva fábrica debe entrar en funcionamiento en el año 2014 y las obras se iniciarán este año. Respecto al nuevo laboratorio de análisis, su finalización está prevista para 2010, y una vez obtenga los permisos necesarios, permitirá a Grifols evitar la concentración de carga de trabajo ante el progresivo incremento de muestras de plasma. En el periodo 2003-2007, la compañía ya invirtió en Estados Unidos más de 300 millones.