La cotizada obtiene un EBITDA récord de 7 millones y un beneficio neto de 3,5 millones

Grenergy, la compañía española productora de energía a partir de fuentes renovables y especialista en el desarrollo, construcción y gestión de proyectos fotovoltaicos y eólicos, facturó 48 millones de euros al cierre de 2017, lo que supone un 168% más que el ejercicio anterior. Además, el EBITDA ascendió hasta los 7 millones de euros, una cifra récord en la historia de la empresa.

La compañía, que cotiza en el MAB desde 2015, atribuye estos resultados a la estrategia de diversificación geográfica hacia el mercado latinoamericano, una región que encabeza la revolución renovable mundial donde se encuentra implantada en Chile, Perú, México, Argentina y Colombia.

Y es que los nuevos desarrollos fotovoltaicos en Chile y los proyectos adjudicados en las subastas de México (PV), Perú y Argentina (Wind); a los que hay que añadir los nuevos desarrollos solares en España -que vuelve a posicionarse decididamente en el sector de las energías renovables-, han permitido a Grenergy afianzar su posición como un IPP con gran proyección en la generación diversificada eólica y solar.

Precisamente, esta fuerte apuesta por la región de LATAM se tradujo el pasado año en importantes cifras para la compañía, que logró un beneficio récord de 3,5 millones, después de que 2016 fuera un año de transición centrado íntegramente en el desarrollo y construcción de los primeros proyectos en LATAM.

En la escalada de los ingresos destacaron los procedentes de la producción de energía, que cerraron el año con un incremento del 254% hasta los 3,3 millones de euros, gracias a los proyectos construidos y en operación en Chile, donde Grenergy puso en funcionamiento hasta nueve parques fotovoltaicos. Además, a fecha de hoy, la compañía ya ha conectado 15 parques en el país andino por un total de 69 MW.

Cifras que impulsan las proyecciones de futuro

Los resultados del pasado ejercicio sientan las bases para afrontar en 2018 el cierre de la estructuración financiera de los proyectos adjudicados en Argentina (24MW), Perú (36MW) y México (30MW), lo que permitirá culminar la diversificación geográfica y tecnológica (tanto solar como eólica) iniciada por Grenergy hace cinco años cuando decidió dar el salto a Latinoamérica. En tanto, en Chile, el productor independiente de energías renovables (IPP) prevé continuar con la construcción de una cartera de proyectos de 150 MW adicionales.

Según el CEO de Grenergy, David Ruiz de Andrés, “2017 ha sido un año muy fructífero para la compañía, lo que ha permitido que nuestra cartera actual de proyectos en diversas fases de desarrollo esté por encima de los 1.500 MW repartidos entre Latinoamérica y España. Todo ello no solo implica superar en número de proyectos y megavatios la previsión estimada en el Plan de negocio 2016-17, sino también que esta cartera sea mucho más atractiva en términos de rentabilidad. Aún así, el objetivo para este año seguirá siendo complementar los ingresos recurrentes, cada vez mayores, generados por parques en cartera propia, con ingresos provenientes de la venta de parques solares a terceros manteniendo la operación de los mismos”. 

Más información sobre Grenergy, piche aquí