Google dijo que está considerando salir de China porque ya no está dispuesta a aceptar la censura en los resultados de búsqueda y después de que unos hackers coordinaran un ataque contra las cuentas de correo de activistas de derechos humanos que usan su servicio Gmail. El anuncio sorpresivo del martes ocurre después de que un asesor de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijera que esta anunciará una política tecnológica la semana próxima para ayudar a los ciudadanos de otros países a obtener acceso a un Internet sin censura. Al menos otras 20 compañías también fueron atacadas por piratas informáticos con base en China, dijo Google.