Igualmente, Goldman Sachs apuesta por una subida de los precios objetivos tanto de Iberdrola como de Unión Fenosa, aunque cree en un mayor recorrido para la segunda. Para la empresa presidida por Ignacio Sánchez Galán ha elevado su precio desde 33 euros a 39, aunque considera que tiene poco recorrido alcista desde los actuales niveles.