Los analistas de Goldman Sachs esperan que los bancos de negocios estadounidenses Citigroup, Merrill Lynch y JP Morgan contabilicen depreciaciones complementarias de varios miles de millones de dólares y en el caso concreto de Citigroup anticipa también una reducción del 40% de sus dividendos. Por más que hayamos visto a un gran número de firmas tomar las medidas apropiadas durante las últimas semanas en materia de depreciaciones de activos y de aumento de capital, estimamos que habrá que esperar varios trimestres para que la actual crisis del crédito sea digerida por completo por los mercados, explicaron los expertos del Goldman Sachs, en una nota hecha pública el jueves.
Según las previsiones de Goldman Sachs, los bancos Citigroup, Merrill Lynch y JP Morgan tendrán que registrar en sus cuentas del cuarto trimestre depreciaciones de activos de, respectivamente, 18.700 millones de dólares (frente a los 11.000 millones adelantados hasta ahora); 11.500 millones de dólares (frent a los 6.000 millones de dólares ya contabilizados) y 3.400 millones de dólares (frente a 1.700 millones). Los analistas de Goldman consideran por otra parte que Citigroup va a reducir en 40% su dividendo para preservar su posición financiera, según la nota.