Cuando Goldman, JPMorgan  y Morgan Stanley  repaguen sus fondos al Programa de Alivio para Activos en Problemas, o TARP, observarán un perjuicio en sus niveles de acciones comunes a medida que se revierte el valor de los títulos opcionales de compra vinculados al programa TARP, dijo Guy Moszkowski, analista de BofA-Merrill. Estos perjuicios serán significativos, dijo el analista, y se ubicarán en un rango de US$700 millones a US$1.000 millones para cada firma, por lo que recortó las estimaciones para el grupo. Para GS, Moszkowski redujo su estimación para la ganancia por acción del segundo trimestre de US$3,59 a US$2,92, al indicar que las pérdidas relacionadas con el TARP serán contrarrestadas por la fortaleza de los ingresos FICC; para JPM, recortó la proyección de ganancia por acción para el segundo trimestre de 30 centavos a 1 centavo; mientras que para MS, la redujo de 70 centavos a una pérdida de 23 centavos