Los analistas de Goldman Sachs han cerrado sus posiciones largas en el mercado de las commodities.

Estas posiciones, abiertas en diciembre, consistían en comprar CCCP, es decir, productos como algodón, cobre, petróleo, platino y soja. Este cambio se debe a que, “aunque pensamos que a doce meses la cesta CCCP todavía tiene potencial alcista, a corto plazo el ratio riesgo/recompensa no favorece permanecer largos. Por ello recomendamos cerrar esa posición con un retorno del 25% frente al 28% de retorno objetivo”, en palabras de los analistas de Goldman Sachs.

“Signos de destrucción de la demanda de petróleo en Estados Unidos y también posiciones especulativas record en el mercado de crudo” destacan entre los riesgos para una corrección a corto plazo en esta materia. Incluso, incluyen otros como “las elecciones en Nigeria y un posible alto al fuego en Libia”.