GMAC Financial Services informó el lunes que no tiene la intención de acogerse a la bancarrota bajo el Código de Quiebras de Estados Unidos, y que continuará cumpliendo con todas sus obligaciones. General Motors, que presentó la solicitud de bancarrota el lunes por la mañana, es propietaria del 49% de la firma con problemas financieros. La prestamista recibió una infusión de capital de 5.000 millones de dólares procedente del Programa de Alivio para Activos con Problemas, orquestado por el Departamento del Tesoro, luego que se convirtiera en compañía holding hace varios meses. El mes pasado, GMAC informó que su pérdida neta del primer trimestre aumentó a medida que continuaban creciendo los problemas crediticias y las débiles condiciones económicas afectaban sus resultados. Con todo y ello, la compañía informó que estaba observando mejoras en el otorgamiento de préstamos hipotecarios en tanto su filial Residential Capital LLC logró reducir sus pérdidas, pero continuaba enfrentando costos de crédito más altos